meteored.mx

La sequía y lluvias escasas en México

Aunque en las últimas semanas se han presentado lluvias y eventos extremos en varios estados de la República Mexicana, la sequía ha mostrado pocos cambios, incluso fortaleciéndose en estados del norte y occidente, donde se mantendrá nula en las próximas semanas.

Déficit de lluvias en México
Las precipitaciones han estado en la República Mexicana, pero aún sin ser suficientes para disminuir la sequía.

Esta primera quincena de mayo se dieron interacciones de varios sistemas meteorológicos, generando condiciones muy lluviosas desde Coahuila hasta Quintana Roo, y eventualmente en el Altiplano central, incluyendo la Ciudad de México. A pesar de que, hasta el momento, mayo se está comportando como más lluvioso de lo normal en dichas regiones, la cantidad de agua aún no ha sido suficiente para mitigar la sequía, salvo algunos sectores donde disminuyó muy ligeramente, pero con pocos efectos en el subsuelo y cuerpos de agua.

Durante esta última semana del mes, las precipitaciones estarán presentes, pero de forma aislada y con valores inferiores de lo normal. Es probable que llegue la primera onda tropical de la temporada 2021 si no se disipa, actualmente ingresando al Caribe oriental, pudiendo ayudar a desarrollar una perturbación tropical al sur del Golfo de Tehuantepec con potencial ciclónico. Por su parte, en el norte se tendrá los remanentes del frente número 57, la formación de una vaguada y el ingreso de humedad desde el Golfo de México hacia esa región y la Vertiente del Golfo.

Pronóstico semanal de precipitaciones

Lunes y martes: lluvias y tormentas dispersas en estados del noreste, centro, oriente y sureste con acumulados de 10-25 mm y puntuales de 50-70 mm sobre Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas (sin descartar tornados aislados y granizadas de 3 a 7 cm aprox.), San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Ciudad de México, Morelos, Puebla, Tlaxcala, Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Quintana Roo y Chiapas, siendo probable en éste último puntuales mayores a 100 mm. Aunque lo más severo será en el noreste, algunas granizadas y ráfagas de viento también se presentarán en el centro y oriente con algunos efectos negativos.

Aunque habrá lluvias en varios estados de México, no serán suficientes para que la sequía desaparezca. Eso más probable se hará hasta que algún ciclón tropical afecte...

Miércoles a viernes: disminuirá la extensión de lluvias y tormentas, concentrándose en límites de Chihuahua, Coahuila, Durango y sierra de Nuevo León; así como entre Estado de México, Ciudad de México, Morelos, Guerrero Oaxaca, Veracruz, Chiapas y Quintana Roo con acumulados de 10-20 mm y puntuales de 50-70 mm. Hacia el fin de semana, las lluvias disminuirán en el norte, aumentando en estados del Pacífico desde Michoacán hasta Chiapas antes el posible desarrollo ciclónico.

Comportamiento de la sequía

La actualización del Monitor de Sequía del Servicio Meteorológico Nacional con corte al 15 de mayo muestra pocos cambios, resaltando una ligera disminución de condiciones anormalmente secas, pasando de una extensión de 87.6% el 30 de abril a 85.1% actualmente. No obstante, las demás categorías aumentaron ligeramente, siendo notable en la intensidad extrema con 15.2% el 30 de abril a 17.1% con dato actual. Sonora, Sinaloa, Chihuahua, Durango y Colima es donde más avanzó y se fortaleció la sequía.

En contraste, sectores de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Querétaro, Hidalgo, Ciudad de México, Estado de México, Tlaxcala, Morelos, Puebla, Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Campeche redujo su intensidad y extensión favorecido por las precipitaciones de los últimos días, aunque en varias porciones aún persiste con alguna intensidad.

Lamentablemente, el escenario actual (que puede variar) no es alentador, ya que varios modelos a largo plazo muestran escasez de lluvias en gran parte de México entre junio-agosto y parte de septiembre, siendo probable debido a poca actividad de ciclones tropicales. No obstante, esto NO significa que no lloverá, más bien hace refrencia a menor cantidad de precipitaciones, pero es importante vigilar los sistemas meteorológicos, ya que algunos eventos pueden ser localmente severos y generar efectos negativos, además de combatir la sequía.