Resumen meteorológico de febrero y previsión para marzo

Febrero se comportó como un mes más caluroso de lo normal en gran parte del país, además de que trajo condiciones mayormente secas, contrastando con el extremo noroeste donde el ambiente fue más frío con respecto a la climatología. ¿Qué puede ocurrir en marzo?

José Martín Cortés José Martín Cortés 28 Feb 2019 - 16:14 UTC
Calor y frío en febrero
Ola de calor con temperaturas superiores a 40°C vs nevadas y valores de -15°C caracterizaron a febrero en México. Imágenes tomadas de la web.

Importantes contrastes térmicos dominaron este mes que finaliza sobre el territorio nacional. Por una parte, ambiente frío con nevadas se presentaron en estados de Baja California, Sonora y Chihuahua alcanzando temperaturas extremas de -15°C en porciones montañosas además de acumulados de nieve superiores a 30 cm, y rachas de viento de hasta 100 km/h.

Por el contrario, un extenso anticiclón se posicionó en el resto del país, ocasionando cielo despejado con aire seco y temperaturas muy altas, al grado de considerarse como “Ola de calor” a mediados de mes, específicamente entre el 14 y 18 de febrero, cuando los valores fueron los más altos. Gran parte del altiplano reportó valores de 26-33°C mientras que, en entidades del Golfo de México y Pacífico de 35 a 45°C, los cuales si bien, son valores comunes, no lo son para un mes de febrero.

Otro efecto importante fue la presencia de fuertes vientos, debido al paso de tormentas invernales sobre el norte de México y Estados Unidos, cuya circulación y gradiente de presión generaba rachas de dirección suroeste sobre entidades del noroeste, norte y centro del país, registrándose rachas superiores a 100 km/h en porciones montañosas. Si bien, esto generaba tolvaneras en algunos sectores del norte, para el centro del país, resultó benéfico al dispersar los contaminantes y en cierto grado, disminuir la sensación de calor.

¿Qué sistemas y efectos podrían presentarse durante marzo?

Para primeros días del mes, aún se prevén temperaturas por arriba de lo normal, es decir, ambiente caluroso en México, además de baja probabilidad de precipitaciones. Sin embargo, a partir del domingo 3, la circulación en la atmósfera se puede tornar favorable para el ingreso de aire frío sobre regiones del norte, noreste, centro, oriente y eventualmente, sureste (península de Yucatán).

Modelo CFSv2. Anomalía de temperatura
Ambiente más frío de lo normal sobre el norte y oriente del país, mientras que en el resto sería ambiente templado a caluroso.

Esto se traduce a un importante ingreso de aire polar que ocasionaría ambiente más frío de lo normal, lluvias, eventos “Norte” e incluso formación o caída de hielo en zonas montañosas de la Sierra Madre Oriental. La intensidad de estos efectos aún es incierta, debido a los días que faltan, no obstante, lo modelos insisten en este escenario.

Posteriormente, la tendencia indica el dominio de temperaturas dentro de lo normal, esto porque se podrían presentar periodos fríos y calurosos, teniendo un balance en los valores térmicos al paso de sistemas frontales y algunas precipitaciones. Asimismo, en las demás regiones del territorio mexicano, se prevé un mes mayormente caluroso y seco, sin que por el momento se observen descensos de temperatura importantes.

De forma general, las precipitaciones estarían muy por debajo de lo normal, excepto en sectores de la vertiente Oriental, estados del centro y sureste de México, es decir, desde Nuevo León hacia la península de Yucatán, así como el Valle de México. Esto no quiere decir que las precipitaciones se generen todos los días, más bien se estarían comportando de forma normal, con chubascos y tormentas ocasionales en horas de la tarde y noche por efectos del relieve y combinado con periodos calurosos, además de que podrían producirse granizadas.

Recuerden consultar actualizaciones, ya que los efectos mencionados pueden variar en intensidad y extensión.

Publicidad