La plataforma de hielo Brunt en la Antártida dio a luz a un iceberg gigante

Un enorme iceberg (1550 km²), casi del tamaño de la ciudad de Londres, se desprendió de la capa de hielo Brunt, que tiene 150 m de espesor. ¡Te contamos más aquí!

Iceberg; plataforma de gelo; Brunt; Antártida
La estructura glacial de la plataforma de hielo Brunt es compleja y el impacto de estos eventos es impredecible.

La plataforma se rompió debido a las grietas que se han ido desarrollando naturalmente durante los últimos años y que se extendieron por toda la plataforma de hielo, provocando que el nuevo iceberg se rompiera. Este evento tuvo lugar el 22 de enero, entre las 19:00 y las 20:00 UTC.

Luego, el iceberg se generó cuando la grieta conocida como Chasm-1 se extendió por completo a lo largo de toda la plataforma de hielo. Esta es la segunda vez que una grieta en esta área en los últimos dos años genera un iceberg, y se produce una década después de que los científicos del British Antarctic Survey (BAS) detectaran por primera vez el crecimiento de grandes grietas en el hielo.

La plataforma de hielo Brunt es donde se encuentra la estación de investigación BAS Halley. Los investigadores de BAS, que han estado monitoreando el comportamiento de la plataforma de hielo, dicen que el área donde se encuentra la estación de investigación es estable, ya que en 2016 fue reubicada en un lugar más alejado de las fisuras.

Monitoreo y operación de la estación

Desde 2017, los investigadores se han desplegado en la estación solo durante el verano antártico (entre noviembre y marzo). Actualmente, 21 empleados están en la estación trabajando para mantener los suministros de energía y las instalaciones que mantienen los experimentos científicos funcionando de forma remota durante el invierno.

"Nuestros científicos y equipos de operaciones han estado anticipando este evento. Las mediciones de la plataforma de hielo se toman varias veces al día utilizando una red automatizada de instrumentos GPS de alta precisión que rodean la estación", dice la profesora Dame Jane Francis, directora de BAS.

Aún según Jane Francis, "estos (instrumentos) miden cómo se deforma y se mueve la plataforma de hielo, y se comparan con imágenes satelitales de la ESA, la NASA y el satélite alemán Terra SAR-X. Los datos se envían a Cambridge para su análisis, por lo que saber lo que sucede en el invierno antártico: incluso cuando no hay personal en la estación, está oscuro durante 24 horas y la temperatura desciende por debajo de los 50 grados centígrados bajo cero".

El profesor Dominic Hodgson, científico de BAS, destacó que este evento es parte del comportamiento natural de la plataforma de hielo Brunt y no está vinculado al cambio climático.

Nuevo iceberg de la plataforma de hielo Brunt

El nuevo iceberg se formó a lo largo de la línea de Chasm-1 y es un poco más grande que A74, el iceberg formado por la grieta anterior. Es probable que siga el camino de A74 en la corriente costera antártica y los investigadores seguirán su movimiento. El nombre de este nuevo iceberg, dado National Ice Center, és el A81.

La plataforma de hielo donde tuvo lugar este evento es monitoreada de cerca, por lo que los científicos afirman que estos eventos son parte de su ciclo natural y no tienen nada que ver con el cambio climático.

Brunt es una de las plataformas de hielo más vigilada, con una red de 16 instrumentos GPS que miden el deshielo e informa cada hora. Las imágenes satelitales de la Agencia Espacial Europea (Sentinel 2), Terra SAR-X, las imágenes satelitales Worldview de la NASA, las imágenes Landsat 8 de EE. UU., el radar de penetración terrestre y las imágenes de drones en el sitio han sido fundamentales para proporcionar la base para la alerta temprana en caso de cambios a la plataforma.