Resumen meteorológico de agosto y pronóstico para septiembre

Nuevamente se presentaron periodos con lluvias muy escasas en el país ayudando a que el calor volviera a intensificarse, aunque algunos eventos de tormentas fueron severos, además que se presentaron efectos positivos con el ingreso de la tormenta tropical, ¿septiembre será lluvioso?

José Martín Cortés José Martín Cortés 08 Sep 2019 - 20:11 UTC
Septiembre podría ser más lluvioso de lo normal
Conforme transcurra el mes, las precipitaciones pueden incrementarse notablemente en gran parte de México.

Las precipitaciones se mantuvieron inferiores a lo normal gran parte del agosto en nuestro país lo que favoreció que el calor nuevamente se incrementará además de que la sequía siguió ganando terreno y presentando mayor intensidad donde ya estaba afectando. Esto dio como resultado que más del 65% de México presentara algún grado de sequía, concentrándose intensidades severas a excepcionales sobre Durango, Tamaulipas, San Luis Potosí, Veracruz, Querétaro, Hidalgo, Nayarit, Jalisco, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Tabasco y Quintana Roo, incluso se extendió una condición anormalmente seca sobre el Valle de México.

Por otro lado, aunque los periodos lluviosos fueron muy pocos y de forma aislada, algunos efectos negativos se registraron en Jalisco, donde nuevamente la Zona Metropolitana de Guadalajara se vio afectada con importantes tormentas severas cuya acumulación de granizo superó hasta los 20 cm. Asimismo, en otros estados como Aguascalientes, Baja California Sur, Sinaloa, Nuevo León y Chihuahua las inundaciones y otros efectos ante las precipitaciones estuvieron presentes.

Un sistema tropical fue crucial para incrementar las lluvias en el noroeste y partes del occidente del territorio mexicano, la tormenta tropical Ivo. Este ciclón, aunque no ingresó a tierra, si favoreció un importante ingreso de humedad con fuertes tormentas sobre entidades del occidente y noroeste especialmente Baja California Sur y Sinaloa entre el 23-25 de agosto beneficiando al campo de la región, pero con importantes inundaciones en zonas urbanas.

Lo más relevante de este mes sigue siendo entonces la sequía que ya comienza a presentar efectos muy negativos en el campo mexicano con pérdidas millonarias por daños en muchos cultivos y cosechas, así como en los animales (sector agropecuario), resultando además de una disminución en las reservas de agua sobre presas, ríos y acuíferos. No obstante, un panorama aparentemente alentador se observa para la segunda quincena de septiembre.

Modelo CFSv2 anomalía de precipitaciones
Gran parte de México podría registrar acumulado de lluvias superiores a la climatología durante la segunda quincena de septiembre (tonos verdes).

Pronóstico del comportamiento de temperaturas y lluvias en septiembre

La fase convectiva de la Oscilación de Madden-Julian (MJO) se prevé nuevamente transite sobre nuestra región, factor principal que estaría generando un aumento de lluvias y tormentas conforme este mes transcurra. Si bien la mayor parte del país podría registrar precipitaciones superiores a lo normal especialmente durante la segunda quincena, los estados de Sonora, Baja California Sur, Chihuahua, Sinaloa, Durango, Coahuila, Nuevo León, Jalisco, Colima, Veracruz, Campeche, Yucatán Quintana Roo e incluso hacia el centro del país, es donde los acumulados pueden ser de 50-150 mm superiores a la climatología.

De cumplirse lo anterior, podría ayudar en gran medida en reducir la intensidad de sequía, incluso eliminándola en algunas regiones, pudiendo salvarse algunos cultivos y garantizar el abasto del vital líquido para la población en los próximos meses.

Los valores de temperatura podrían comportarse el resto del mes dentro a ligeramente superiores a lo normal (anomalía de -0.5 a +1°C) en la mitad centro-sur del país, Incluyendo el Valle de México, CDMX, costas del Pacífico y Península de Yucatán dominando un ambiente templado a caluroso, pero refrescándose con las precipitaciones. Por su parte, la mitad norte podría experimentar valores normales a ligeramente inferiores a la climatología (anomalía de +0.5 a -1°C) indicando ambiente menos caluroso. Por todo lo anterior es importante dar seguimiento a los pronósticos publicados en Meteored, para disminuir el riesgo de desastres y efectos negativos en la salud y hacia el sector agropecuario.

Publicidad