meteored.mx

Yucatecos se salvan del calor extremo por brisa marina

En esta época del año las temperaturas en la Península de Yucatán superan los 40 °C. Solo la brisa marina pude salvar a los habitantes de la región.

Calor
La brisa marina refresca a los pobladores de la Península de Yucatán

Estamos entrando al periodo de calor extremo y disminución de las lluvias en la Península de Yucatán, el cual se da con mayor intensidad en los meses de abril y mayo. Es desde este momento y sobre todo aprovechando la Semana Santa, cuando la población del interior de la península, literalmente “huye” hacia las zonas costeras.

Es obvio que la gente se escapa a la costa para refrescarse en las playas con el agua de mar, pero existen algunos factores meteorológicos que también ayudan mucho a tomar la decisión de quedarse toda una semana en estos paraísos costeros. Dichos factores están directamente relacionados con una gran diferencia de temperatura entre las ciudades continentales, además de la cuestión de los vientos. Pongamos como ejemplo la ciudad de Mérida versus las costas Yucatecas.

El principal factor de refrescamiento en la costa es la brisa. Esta circulación de vientos se forma después del mediodía, presentándose un cambio de la dirección de sureste a noreste, lo que por ende mete aire más fresco procedente del mar, que a su vez hace que la temperatura no se eleve tanto. Una persona puede estarse cocinando a 38 °C a las 3 de la tarde en la ciudad de Mérida, mientras que otra en Progreso disfruta unos sabrosos 29 °C con airecito fresco de hasta 40 km/h.

La brisa se desarrolla cuando la zona continental de la península alcanza su máximo calentamiento. El aire cálido, más liviano, se eleva y genera un vacío en la superficie, mismo que tiene que ser ocupado por el aire de su entorno. Entonces, es cuando entra el viento de mar, más fresco. El efecto refrescante de la brisa dura desde el mediodía hasta el final de la tarde y ya por la noche el viento retorna del sureste; también un tanto más fresco, debido a que por la noche el continente se enfría más rápido que el océano.

Aire acondicionado para todos

La brisa además de ofrecer un refrescamiento gratuito y sin pagar un costoso recibo de luz, también ayuda mucho a las actividades náuticas, sobre todo a las relacionadas con el velerismo, entre otros. Generalmente la brisa en las costas de Yucatán alcanza velocidades máximas para estas épocas de poco más de 40 km/h. En ocasiones puede ser más intensa, dependiendo de qué diferencia de temperatura se da entre la costa y el continente. En consecuencia, si no es muy intensa sirve de energía para actividades náuticas como Velerismo y Kitesurf.

Por otra parte, en esta época del año, disminuye notablemente la afectación de “Nortes” debido a que los anticiclones comienzan a dominar la región, dejando tiempo estable para disfrutar de la costa de manera prolongada, tanto para disfrutar el mar, o un delicioso ceviche acompañado de su respectiva cerveza.