Incremento de precipitaciones y descenso térmico en México

Continúan los contrastes térmicos muy marcados en nuestro país, calor en la mitad centro-sur y ambiente frío sobre el noroeste. Sin embargo, cambios en el tiempo se prevén a partir de este fin de semana. ¿Quieres saber cuáles serán? Te invito a leer la siguiente nota.

José Martín Cortés José Martín Cortés 22 Feb 2019 - 20:14 UTC
Tormentas y granizadas
Entre finales de febrero y hasta principios de mayo , son comunes las granizadas vespertinas en algunas regiones de México. Esto podría presentarse el fin de semana.

La circulación atmosférica que ha dominado en nuestro país durante las últimas semanas, y que es una condición atípica para febrero, parece que estará cediendo a partir de este fin de semana, por lo que es probable una mayor cantidad de sistemas frontales nos afecten en las siguientes semanas.

Actualmente una tormenta invernal cruza Sonora y Chihuahua junto con el frente frío no. 40 favoreciendo lluvias, vientos superiores a 60 km/h y fuertes nevadas en zonas montañosas. Este frente frío se desplazará hacia el noreste mañana sábado, y el domingo recorrerá la vertiente oriental hasta Veracruz.

Lluvias y tormentas con granizadas, viento fuerte y descensos térmicos es lo que podría presentarse en estados del noreste, centro, oriente y sureste del país por efecto de dicho frente frío y, aunque prevalecerá el anticiclón que ha bloqueado el ingreso de aire frío al territorio nacional, su circulación será más débil apoyando justamente al desarrollo de nubosidad.

Pronóstico de precipitaciones y temperaturas

Los sistemas invernales en el noroeste del territorio nacional, favorecerán lluvias y chubascos con acumulados de 5-15 mm y puntuales de hasta 30 mm en Sonora y Chihuahua, mientras que, en sectores de montaña de estos estados, las bajas temperaturas convertirán las lluvias en nieve, previéndose acumulen 20-50 cm en los sectores serranos. Por su parte, conforme el frente se desplace hacia la vertiente oriental y el ingreso de humedad de ambos océanos, ocasionarán el desarrollo de nubosidad vertical con chubascos y tormentas por la tarde y noche de sábado y domingo en estados del noreste, centro, oriente y sureste de México.

Modelo ECMWF de precipitaciones en las próximas 72 horas
Tormenta invernal, frente frío no. 40 y el ingreso de humedad favorecerán lluvias y tormentas en varias regiones del país, además de granizadas y nevadas.

Los estados de San Luis Potosí, límites de Tamaulipas y Nuevo León, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Ciudad de México, Veracruz, Puebla, Morelos, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Chiapas y Quintana Roo presentarían las precipitaciones el fin de semana con acumulados de 5-20 mm y puntuales de 30-50 mm especialmente en zonas montañosas y península de Yucatán.

Algunos factores como el calor, que genera un ascenso del aire más violento, inestabilidad por el frente frío, el relieve y una atmósfera fría y seca, pueden combinarse para dar como resultado que las tormentas presenten fuertes granizadas en algunas regiones de los estados mencionados, por lo que no sería raro verlas el fin de semana. Asimismo, son probables las nevadas en sectores de montañas por arriba de los 4000 msnm, como en el Izta-Popo, Pico de Orizaba, Cofre de Perote, Malinche y Nevado de Toluca.

Evento "Norte" fuerte a severo podría afectar algunas zonas del Golfo de México, especialmente al sur de Tamaulipas y centro de Veracruz, con rachas de 70-95 km/h y superiores a 100 km/h en el Istmo y Golfo de Tehuantepec durante el día domingo, disminuyendo el lunes.

Las altas temperaturas que han prevalecido en nuestro país, tenderían a disminuir en regiones del noreste, centro y oriente, para dominar un ambiente más agradable. Los valores máximos a partir del sábado, pero más notable el domingo, oscilarán de 20-25°C y hasta 30°C en porciones costeras, disminuyendo por la noche y madrugada hasta 10°C a inicios de la semana entrante, incluso con valores cercanos a 0°C en zonas altas.

Estos valores durante las tardes, rápido disminuirían al momento de presentarse las precipitaciones, que pueden acompañarse de rachas de viento, generando una sensación térmica menor. En las entidades del sur y sureste, los valores térmicos prevalecerán de 30-40°C con sensaciones superiores además de un cielo prácticamente despejado.

Publicidad