La sequía continúa extendiéndose en México

El Monitor de Sequía hasta el 30 de junio de 2019 indica que gran parte del país experimenta condiciones anómalamente secas, especialmente en estados del sureste donde la sequía alcanza la intensidad extrema. ¿Seguirá el déficit de precipitaciones?

José Martín Cortés José Martín Cortés 10 Jul 2019 - 20:07 UTC
Condiciones secas y lluvias escasas se presentan en México.
Sequía afecta la mayor parte del país, especialmente el occidente, oriente y sureste del territorio con intensidad severa a extrema.

Desde que comenzó este año las precipitaciones fueron muy escasas en estados del sureste del país, donde normalmente se dan fuertes lluvias al paso de frentes fríos, situación que produjo intensificación de la sequía en Veracruz, Querétaro, Tabasco y Chiapas, agudizándose durante la primavera, cuando condiciones muy secas y calurosas comenzaron a dominar en gran parte del país, alcanzando su máxima intensidad durante abril y mayo.

Debido a la escasez de lluvias, extensos y números incendios forestales se generaron en varias regiones del país, mientras la sequía ya abarcaba los estados del Pacífico, centro, oriente y sureste del territorio nacional con intensidades extremas, principalmente en la región de la Huasteca, así como el sur de Veracruz, oriente de Oaxaca, centro de Tabasco y oriente de Chiapas. Estas condiciones se vieron agravadas debido al ingreso tardío de ondas tropicales y formación de ciclones tropicales cercano a costas del país.

Durante junio, a pesar de que las lluvias comenzaron a generalizarse, los valores acumulados mostraron que eran inferiores a la climatología, además de que el suelo y niveles de los ríos también registraban niveles por debajo de lo normal. Todo esto apunta a una sequía importante en nuestro país y que puede traer consigo mayores efectos negativos, inicialmente con el sector agropecuario seguido al de salud y claro, el hidrometeorológico.

Si bien gran parte del país como se mencionó presenta algún grado de sequía, los estados de Nayarit, Jalisco, San Luis Potosí, Veracruz, Oaxaca, Tabasco y Chiapas presentan intensidad severa, pero entre el sur de Veracruz límites con Oaxaca, centro de Tabasco y extremo oriente de Chiapas la sequía es extrema.

Previsión climática para los siguientes meses

Actualmente, el fenómeno climático de “El Niño-Oscilación del Sur” en su fase cálida comienza a debilitarse, y los análisis muestran una condición neutra, esperándose tendencia a pasar a la fase de La Niña, además de generarse bloqueos atmosféricos en regiones de Norteamérica y Europa, lo que se traduce en que las precipitaciones entre julio y agosto pueden mantenerse por debajo de lo normal.

Lo anterior podría ocasionar que la sequía se mantenga en el territorio mexicano e incluso pueda seguir aumentando su intensidad, generando efectos negativos además de que el ambiente caluroso prevalecería. Sin embargo, si el fenómeno de La Niña logra establecerse en próximos meses, se ha observado que las lluvias tienden a incrementarse durante el otoño (septiembre-noviembre) y de ser así, ayudarían a disminuir la sequía y regularizándose las precipitaciones.

Bajo esta situación, la conocida “Canícula” es poco probable que se presente este año. Esté fenómeno también llamado “sequía de medio verano” y definida como la disminución de precipitaciones durante la temporada de lluvias entre julio y agosto no tendría relevancia, justamente debido a la sequía por lluvias muy escasas en México. Por todo lo anterior se recomienda estar al pendiente de las actualizaciones y realizar medidas preventivas ante el calor y condiciones secas, además de cuidar el agua, vital líquido para el ser humano.

Publicidad