Tipos de precipitación durante la temporada invernal

Para el hemisferio norte el invierno astronómico comenzó el 21 de diciembre, con ello la temperatura ambiente se vuelve más fría y la presencia de fenómenos meteorológicos invernales es más recurrente.

Úrsula Pamela García Úrsula Pamela García 27 Dic 2019 - 01:24 UTC
lluvia helada
Las temperaturas bajo cero del aire que se mueve cerca del suelo y hasta las nubes, harán que la precipitación caiga como nieve o hielo. Fotografía: Robert Zunikoff.

Cuando los meteorólogos pronosticamos una tormenta invernal, una de las predicciones de mayor importancia es saber cuáles serán los tipos de precipitación que probablemente caerán, esto debido a su peligrosidad y riesgo. En los análisis meteorológicos lo primero que se tiene que revisar son las características de las masas de aire frío de origen polar.

En el momento que una masa de aire caliente empuja o se posiciona encima de una masa de aire frío con temperaturas que alcanzan el punto de congelación (debajo de 0°C), se pueden formar varios tipos de precipitación helada. Por ejemplo, si la masa de aire frío es espesa, las gotas de lluvia se congelan en gránulos de hielo llamados aguanieve; una de sus características es que los gránulos o pedriscos son más pequeños que los copos de nieve.

Pero si la masa de aire frío es delgada (sin mucho espesor), la lluvia se super enfriará en su camino, esta condición permitirá que pueda congelarse instantáneamente cuando llegue al suelo, dejando una capa de hielo. Este tipo de lluvia súper enfriada, es también llamada lluvia helada, y puede dejar el suelo cubierto por una capa de hielo, incluso congelar las líneas eléctricas, líneas de telecomunicaciones, carreteras y vegetación.

Por otra parte, si una masa de aire caliente comienza alejarse y hace frío entre las nubes de la tormenta y el suelo, entonces comenzará a precipitar y caer copos de nieve, siendo esta el tipo de precipitación invernal más difícil de pronosticar, derivado de sus condiciones físicas. Finalmente, si la masa de aire frío se encuentra muy cerca del suelo y es empujada o alejada por la influencia de una masa de aire caliente, la lluvia será convencional, ya que no podrá solidificarse y congelarse.

Tormentas invernales

Una sola tormenta de invierno puede producir varios tipos de precipitación, ya se lluvia convencional, nieve y precipitaciones heladas como aguanieve, graupel y granizo. Esto principalmente influenciado por el tipo de orografía, las variaciones en temperatura, el contenido de humedad y a la intensidad del viento; considerando también, cambios en las características físicas y el movimiento de las masas de aire durante la presencia de la tormenta.

Recomendaciones preventivas frente al estado de tiempo invernal

Las tormentas de invierno a menudo crean condiciones en las que la exposición al aire libre y los viajes se vuelven peligrosos, principalmente debido a las bajas temperaturas, el viento, la nieve o el hielo. A continuación te daremos algunas recomendaciones.

Consulta los pronóstico a través de Meteored o por medio de los organismos oficiales como los diferentes Servicios y Agencias Meteorológicas, esto para obtener información sobre las tormentas de invierno.

Observar las condiciones meteorológicas antes de salir al aire libre durante los meses de invierno.

Estar atentos a los reportes meteorológicos en radio y televisión, o visitar las redes sociales de Meteored.

Publicidad