meteored.mx

Descubren contenido de microplásticos en el ecosistema Ártico

Cada vez son más los lugares influenciados negativamente por la polución de polímeros sintéticos, que son empleados por los humanos. Incluso las zonas menos habitadas del planeta están reportando la existencia de microplásticos que contaminan varios ecosistemas en nuestro planeta.

Ártico contaminado con basura
Es evidente que con el uso y empleando plásticos, la degradación de este material esta contaminado cada rincón de nuestro planeta.

Recientemente un equipo de investigadores de la Friedrich-Alexander-Universität Erlangen-Nürnberg (FAU), la Universidad de Bayreuth y el Instituto de Investigación Senckenberg en Wilhelmshaven, Alemania, han descubierto una gran cantidad de microplásticos en el ecosistema del archipiélago de Svalbard en el Océano Ártico.

Aun cuando se podría creer que las zonas marítimas donde hace mucho frío no podrían tener tanta diversidad de especies oceánicas, por el contrario, la vida marina en el Ártico es tan diversa como la que se encuentra en los arrecifes de coral de otras regiones marinas del planeta.

Una de las razones de esta diversidad son los rodolitos, que son nódulos compuestos de algas rojas coralinas, su estructura es muy similar a un roseta de maíz un poco y su tamaño regular suele ser un más grande que un puño.

En ellos, existe una gran cantidad de nichos ecológicos. Especialmente los rodolitos del archipiélago de Svalbard tienen una característica que los hace únicos y esta es que son huecos. Esto se debe a que cierto tipo de moluscos perfora cavidades en los esqueletos calcáreos de los rodolitos para esconderse de los depredadores.

Moluscos llenos de microplásticos

"En algún momento, los moluscos mueren y el nódulo hueco ofrece un lugar perfecto para esconderse para otros organismos debido a su caparazón calcáreo duro", explica el Dr. Sebastian Teichert de la FAU. "Podemos llamar a los rodolitos y moluscos 'ingenieros del ecosistema' porque crean un hábitat para otros organismos".

Los investigadores examinaron moluscos de varios rodolitos mediante espectroscopia, y descubrieron una cantidad asombrosa de microplásticos en cada uno de los moluscos que examinaron. "Como los moluscos filtran el agua cuando se alimentan y debido a que una gran proporción del Ártico ya está contaminado con microplásticos, esperábamos encontrar partículas de microplásticos, pero no en esta cantidad y variedad", dice Ines Pyko de la FAU.

"Encontramos hasta 184 partículas en algunos moluscos que constan de ocho tipos diferentes de plástico" agregó.

Impacto nocivo en el ecosistema Ártico

Los estudios en el laboratorio ya han demostrado que los microplásticos pueden causar inflamación en el tejido de los moluscos. Si los moluscos ya no pudieran cumplir con su función de ingenieros de ecosistemas debido a esta contaminación, esto también tendría consecuencias para todos los organismos que están protegidos por los rodolitos huecos.

Además del cambio climático, está claro que la contaminación con micro partículas representa otra amenaza para este ecosistema del Ártico que es muy diverso y especial debido a su ubicación y características.

Conclusiones de la investigación

Aun cuando no se sabe con exactitud cual es el alcance en daños que se está ocasionado en diferentes ecosistemas, debido a la cantidad exorbitante de partículas y micropartículas de plástico, los escenarios apuntan a una tendencia que se podría originar la extinción y enfermedad de varias especies marinas, inclusive en una de las zonas más frías y recóndita de nuestro planeta.