meteored.mx

Día de la Tierra 2021: observando la atmósfera NOAA

La atmósfera de nuestro planeta es tan compleja que es necesario entender sus funcionamiento. Por ello, tecnologías como la de percepción remota y teledetección son fundamentales para observar los cambios en el sistema de nuestro planeta.

Día de la Tierra
Es importe saber que existen herramientas de observación que nos ayudan a comprender mejor el sistema natural de nuestro planeta.

En el marco del 'Día de la Tierra', la Administración Nacional de los Océanos y la Atmósfera (NOAA), en una publicación a través de su página web, se compartieron impresionantes vistas capturadas por diferentes satélites, y además explica cuál es el objetivo primordial del monitoreo de nuestro planeta.

Desde 1970, los diferentes tipos satélites de la NOAA han estado observando el clima, el ambiente, los océanos y los ecosistemas de la Tierra. Proporcionando información crítica que alimenta los pronósticos, que además, nos advierte sobre el tiempo severo y los peligros ambientales.

Entre estos están los satélites geoestacionarios y de órbita polar. Proporcionan capturas detalladas de la Tierra, además sus generadores de imágenes cuentan con muchos "canales", cada uno diseñado para detectar características específicas, como el tipo de nube, el vapor de agua atmosférico, el ozono, el dióxido de carbono o áreas de hielo/nieve.

También observan huracanes, tormentas eléctricas severas, rayos, incendios, tormentas de polvo, calidad del aire, niebla, erupciones volcánicas, vegetación, cobertura de nieve y hielo, inundaciones, temperatura de la superficie del mar y la tierra, salud del océano y más. Incluso pueden rastrear el tráfico de barcos y los cortes de energía.

Satélites geoestacionarios

Orbitan a 30953 kilómetros (22,236 millas) sobre el ecuador a velocidades iguales a la rotación de la Tierra. Esto significa que ven continuamente la misma área. Debido a que permanecen sobre un punto fijo en la superficie, brindan una vigilancia constante para identificar/rastrear condiciones atmosféricas severas, cambios significativos en el clima y peligros ambientales.

Su información se utiliza para pronósticos a corto plazo (1-2 días) y también para rastrear los sistemas de tormentas en tiempo real. Los satélites ambientales operacionales geoestacionarios - Serie R (GOES-R) son la generación más nueva de satélites geoestacionarios de la NOAA.

Dale un vistazo a las imágenes satelitales GOES en Meteored

Entre ellos, los GOES-16, en operaciones como GOES East, vigila la mayor parte de Norteamérica, donde están incluidos los Estados Unidos, México, Centroamérica, incluyendo el Caribe y el Océano Atlántico hasta la costa occidental de África. Mientras que GOES-17, que sirve como GOES-West, vigila el oeste continental de los Estados Unidos, Alaska, Hawaii y el Océano Pacífico, incluido la costa oeste de México hasta Nueva Zelanda.

Estos dos satélites el GOES-16 y GOES-17 llevan además un mapeador de rayos que proporcionan datos críticos sobre el estado del tiempo en la atmósfera de nuestro planeta.

Satélites de órbita polar

De acuerdo a lo dicho por la NOAA, los satélites en órbita polar dan la vuelta al mundo desde el Polo Norte hasta el Polo Sur 14 veces al día. Obtienen imágenes de toda la Tierra al menos dos veces al día, desde 713 kilómetros (512 millas) sobre su superficie. La Tierra gira en sentido antihorario por debajo de la trayectoria de los satélites, lo que da como resultado una vista diferente con cada órbita.

Todo los datos globales de los satélites en órbita polar, incluidos los perfiles de temperatura y humedad atmosférica, se utilizan en modelos meteorológicos numéricos para generar pronósticos meteorológicos con hasta siete días de antelación. Con estos se observa el mundo entero con una resolución más alta que los satélites GOES, lo que permite una vista más amplia y detallada de los patrones climáticos y las condiciones ambientales.

Los satélites en órbita polar de la NOAA: el NOAA-20 del Sistema de Satélites Polares Conjuntos (JPSS) y el Suomi-NPP de NOAA/NASA, llevan instrumentos que no están disponibles en el GOES, incluido un instrumento de sonido de microondas, que permite a los científicos ver a través de las nubes lo que hay debajo. También llevan la Banda Día-Noche, que permite a los científicos y pronosticadores ver patrones de nubes por la noche, gracias a la luz de la luna reflejada.

Satélite DSCOVR NOAA
Este satélite está ubicado en un lugar directamente entre la Tierra y el Sol llamado L1 (Lagrange Point).

Otros satélites

La NOAA también opera satélites adicionales en la órbita terrestre baja y un satélite del espacio profundo en el punto 1 de Lagrange, aproximadamente a un millón de kilometros de la Tierra. A bordo del satélite DSCOVR de la NOAA se encuentra el instrumento de la Cámara de Imágenes Policromáticas de la Tierra (EPIC) de la NASA que observa la Tierra.

Los diferentes puntos de vista, la cobertura geográfica, la instrumentación y la frecuencia de imágenes de los satélites ofrecen información única sobre nuestro planeta.