Sistemas tropicales que generan lluvias en México

En la temporada de lluvias y ciclones tropicales, se presentan varios fenómenos meteorológicos en nuestro país, que favorecen precipitaciones importantes.

Tormentas
Son varios los fenómenos meteorológicos que dejan lluvias en Mexico.

La República Mexicana tiene climas muy variables, y en la temporada de lluvias se presentan varios factores meteorológicos importantes que favorecen lluvias, independientemente de la afectación de ciclones tropicales. Christian Domínguez Sarmiento, doctora en ciencias de la tierra e investigadora del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM; nos explica que otros fenómenos meteorológicos deben tomarse en cuenta para esta temporada de lluvias en nuestro país.

La experta señala que México tiene varios regímenes de precipitación porque son afectados por distintos fenómenos meteorológicos. Durante la temporada de lluvias, los ciclones tropicales pueden representar el 30% de las lluvias en el centro-sur del país. No obstante, representan más del 60% para los estados del norte, en especial el noroeste mexicano. Otros fenómenos que causan lluvia son las ondas del este, el monzón mexicano, la Zona de Convergencia Intertropical (ZCIT) y los Sistemas Convectivos de Mesoescala (SCMs).

Ondas del este y ondas tropicales

La Dra. Domínguez señala inicialmente a las ondas del este, que están compuestas por una alta presión y por una baja presión en superficie. Suelen tener sus circulaciones muy bien definidas desde la superficie hasta aproximadamente 3 km de altura. Pertenecen a una gran familia de ondas conocidas como ondas tropicales, porque sus circulaciones sinópticas están confinadas a los trópicos. Otros ejemplos de esta familia de ondas tropicales son las ondas de Kelvin y las ondas de Rossby ecuatoriales. Las ondas del este son importantes para el clima de México, porque sirven como precursoras de los ciclones tropicales. El 50% de los ciclones tropicales del Océano Atlántico provienen de ondas del este y en el Pacífico un 70%.

Citando más sistemas meteorológicos, sobresale la TUTT, que significa vaguada troposférica tropical de niveles altos, y es una baja semipermanente de núcleo frío observada durante el verano tanto en el océano Pacífico como Atlántico. Se elongan de noreste a suroeste atravesando regiones subtropicales y tropicales. En el Atlántico norte, las TUTTs comienzan a formarse en junio, se fortalecen en julio-agosto, y se disipan hacia septiembre-octubre. La vorticidad máxima en las TUTTs se observa a cerca de 10 km de altura. Su longitud de onda promedio es de aproximadamente 3000 km y su tiempo de vida es de aproximadamente una semana. Suelen generar precipitación en su lado este y tiempo estable al oeste de su eje.

Giro Centroamericano y monzón mexicano

La doctora en ciencias también cita que el Giro Centroamericano, que es un sistema de baja presión que puede cubrir todos los países de Centroamérica o incluso, se puede mover más hacia el norte y afectar la Península de Yucatán. Este giro es en contra de las manecillas del reloj y produce lluvia excesiva, pudiendo provocar inundaciones. Se generan en mayo (principios de la temporada ciclónica) o en octubre y noviembre (finales de la temporada). La convección que forman dentro de su circulación puede servir para originar ciclones tropicales, como ocurrió el año pasado con Amanda que se formó cerca de las costas de Chiapas.

Para finalizar, la doctora Christian Domínguez nos habló del monzón mexicano. Indicando que es muy importante para los estados del noroeste del país, en la que su temporada de lluvias está definida desde los meses de junio hasta septiembre. Casi el 80% de las lluvias de la región del noroeste ocurren durante estos meses. Muchos sistemas convectivos de mesoescala ocurren cerca de la línea de la vaguada monzónica, la cual que forma principalmente por efectos de radiación solar.

Videos destacados