Fenómenos meteorológicos de verano

Durante la mañana del día 21 de junio, dio comienzo el solsticio de verano astronómico para el hemisferio norte y culminará el 20 de agosto del 2019, este es el momento en el que nuestro planeta alcanza su mayor inclinación en dirección hacia el sol.

Úrsula Pamela García Úrsula Pamela García 23 Jun 2019 - 02:32 UTC
Los satélites GOESEast y GOESWest captaron simultáneamente las sombras inclinadas que separan el día y la noche durante la mañana del 21 de junio, minutos después de que ocurriera el solsticio de Verano. Créditos: NASA.

Conforme nos internamos en el verano el incremento en la temperatura ambiente será más notorio. La interacción del océano, la atmósfera y la superficie terrestre con la energía calorífica proporcionada por los largos periodos de sol durante la época veraniega, será el ingrediente necesario para generar variaciones importantes en el estado del tiempo durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre.

Justo en la etapa de transición de primavera a verano o de verano a otoño, suelen presentarse fenómenos meteorológicos más intensos, como, ciclones tropicales, diferentes tipos de tormentas y meteoros de tiempo severo; por ejemplo, en verano las tormentas eléctricas son intensas y de corta duración, estas pueden producir tornados, vientos fuertes y granizos de tamaños variables. Las tormentas de polvo o arena también son más constantes durante esta estación del año.

En el caso de los ciclones tropicales, como, depresiones, tormentas y huracanes, dan origen a fuertes rachas de viento, marejadas ciclónicas (arrastre de altas cantidades de arena a las costas urbanizadas) y la presencia de lluvias constantes que conforme ingresan en superficie terrestre generan áreas vulnerables a inundaciones y deslizamientos.

Los fenómenos más representativos y extremos del verano, son, la ola de calor y las altas temperaturas que se registran durante esta época, que dura un promedio de 93 días; también ocurre un incremento en la presencia de incendios forestales, ya sean ocasionados por vacacionistas o de forma natural. Así mismo, las altas temperaturas causan fenómenos climáticos extremos cómo sequías. En el caso de México y Centroamérica coincide con la temporada de sequía intraestival o la llamada Canícula, que inicia a mediados de julio y concluye en agosto.

Recomendaciones para las vacaciones de verano

Eres de las personas que te gusta aprovechar tus vacaciones de verano al máximo, te daremos algunas recomendaciones para ti y tu familia. Gracias al avance tecnológico podemos contar con información inmediata, al descargar en tu celular la aplicación de meteored, podrás planear tus actividades diarias en vacaciones, ya que cuenta con información actualizada del estado del tiempo.

Recuerda no exponerte a periodos largos de sol, ya que pueden originar enfermedades como el cáncer de piel, la deshidratación y síntomas corporales por insolación o inclusive la muerte en personas más vulnerables como los niños y adultos mayores.

Contar con un maletín de viaje que contenga protector solar orgánico y biodegradable, agua, sueros, un botiquín de primeros auxilios, alimentos que no sean perecederos, linternas, paraguas o sombrillas (para cubrirse del sol o un fuerte lluvia), mantas, etc. Tu automóvil debe estar en óptimas condiciones para viajar, revisa el aceite, el nivel del combustible y los neumáticos, esto ayuda a que el impacto por emisión de dióxido de carbono no sea tan nocivo a nuestra atmósfera.

Finalmente las recomendaciones más importantes son, no tirar basura, no te lleves o tomes objetos y seres vivos del entorno ambiental a tu casa, esto impacta de forma negativa a nuestro planeta, si enciendes una fogata recuerda apagarla por completo, si observas que alguien está tirando basura o afectando el medio ambiente recomiéndales no hacerlo y repórtalo.

Publicidad