meteored.mx

Cambio climático: desastres ambientales y su posible solución

No existen soluciones simples para problemas complejos como el cambio climático. Pero ocasionalmente en el pasado el mundo se ha unido para tratar de resolver una crisis medioambiental. ¡Aprende más aquí!

Contaminación marina
Las enmiendas a la Ley de Aire Limpio de los EE. UU., dieron paso al desarrollo de un sistema de limitación, que brinda a las empresas un incentivo para reducir las emisiones de azufre y nitrógeno

Con el cambio climático dominando la agenda de noticias, escuchamos muy poco estos días sobre el agujero en la capa de ozono, dada la ocurrencia cada vez más frecuente de otros eventos extremos relacionados con la crisis climática. Durante mucho tiempo, la lluvia ácida fue también una fuente de conflicto internacional, algunos negaron su existencia y con la industria de los combustibles fósiles contra los ambientalistas.

Según John Smol, un científico que estudió este tema en la década de 1980, los debates y discusiones sobre la lluvia ácida formaron la base de los problemas más complejos del cambio climático. "La primera lección que aprendí fue que teníamos que comunicar eficazmente los resultados de nuestros estudios, no solo a otros científicos, sino también a los responsables de la formulación de políticas y al público en general", dijo.

Desastres ambientales que casi se han resuelto

En la década de 1980, los peces desaparecieron de los ríos que atraviesan Escandinavia; los árboles en algunas partes de los bosques estaban desprovistos de hojas, y en América del Norte algunos lagos estaban tan desprovistos de vida que sus aguas se volvieron de un aterrador azul traslúcido.

La causa: las nubes de dióxido de azufre de las centrales eléctricas que queman carbón viajaron largas distancias en el aire y volvieron a caer a la Tierra en forma de lluvia ácida.

Los acuerdos internacionales han restringido los contaminantes de la quema de combustibles fósiles que acidifican la lluvia

Las advertencias de prensa sobre la amenaza de lluvia ácida eran comunes. Durante años hubo confusión, negación y estancamientos diplomáticos, pero una vez que la cuestión científica se resolvió más allá de toda duda, las llamadas a la acción rápidamente cobraron impulso.

Esta situación ha llevado a acuerdos internacionales que han restringido los contaminantes de la quema de combustibles fósiles que acidifican la lluvia. Con esto, la lluvia ácida es ahora en gran parte una cosa del pasado en Europa y América del Norte, aunque sigue siendo un problema en otros lugares, particularmente en Asia.

En 1985, la noticia de otro problema ambiental que se avecinaba llegó a las portadas de los periódicos. Los científicos del British Antarctic Survey (BAS), han alertado al mundo sobre un agujero grande y creciente en la capa de ozono sobre la Antártida. Esto fue causado por los clorofluorocarbonos (CFC), que luego se usaron en aerosoles y refrigerantes.

El ozono sobre la Antártida había estado disminuyendo desde la década de 1970, pero las noticias que ahora cubrían todo el continente antártico desencadenaron una alarma mundial. En 1987, los líderes mundiales firmaron el Protocolo de Montreal, aclamado como uno de los tratados ambientales más exitosos de todos los tiempos.

Los productos químicos que agotan la capa de ozono se eliminaron gradualmente y la industria cambió a latas de aerosol "sin CFC" que atraían a los consumidores ecológicos. "Era un problema mundial, pero la industria, los científicos y los responsables de la formulación de políticas se unieron", dice Anna Jones científica de BAS.

La gasolina con plomo libera partículas de plomo en los escapes de los vehículos que se pueden respirar, lo que causa una variedad de problemas de salud, incluidos ataques cardíacos, derrames cerebrales y desarrollo mental deficiente en los niños.

Después de una larga batalla entre científicos, autoridades reguladoras e industria, surgió un consenso en torno a los riesgos para la salud y las naciones ricas prohibieron la gasolina con plomo a partir de la década de 1980.

Lecciones para el cambio climático

Aunque el sindicato marcó la diferencia en el pasado, el Prof. Smol dice que la situación es más complicada en estos días debido al crecimiento de las redes sociales y la difusión de información errónea.

La científica Anna Jones también dijo: "Cuando la industria y los gobiernos se unieron en el pasado, resolvieron un problema ambiental globalmente amenazador; ahora deben demostrar que pueden volver a hacerlo".