meteored.mx

Planificación urbana está ahora en la primera línea de la crisis climática

Uno de los principales temas abordados en la COP27 en Egipto fue las propuestas y soluciones en relación a la urbanización mundial, como lograr que ciudades cuenten con transporte sostenibles, edificios ecológicos e infraestructura resiliente.

Sobrepoblación costera
No construya más viviendas en terrenos propensos a inundaciones o áreas de riesgo extremo de incendio.

La planificación urbana también se incluyó en el informe más reciente del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) y fue desde COP26 que acordaron los países a nivel mundial dentro del Pacto climático de Glasgow, que se actualicen la planificación en todos los niveles de gobierno para tener en cuenta el cambio climático y las adaptaciones.

Australia fue uno de los países que mayormente se pronunció, derivado de que sus comunidades han pasado por una serie de desastres recientes. Han tenido sequías extremas, incendios forestales y ahora tormentas e inundaciones, incluso algunas ciudades han sido evacuadas repetidamente.

Por ello, a través de la Comisión Real Australiana sobre Arreglos Nacionales para Desastres Naturales en la COP27, presentó un informe donde se recomienda hacer obligatorio que las decisiones de planificación del uso de la tierra consideren los riesgos de desastres naturales.

La planificación del uso de la tierra debe actualizarse para responder a un clima cambiante. Esto significa trabajar con la naturaleza, involucrar a las comunidades y, lo que es más importante, incluir las herramientas necesarias para planificar el riesgo y la incertidumbre. Los ejemplos incluyen la planificación de escenarios, las evaluaciones de carbono de los desarrollos, el diseño urbano sensible al agua y la incorporación de la ciencia climática más reciente en las decisiones diarias sobre el uso de la tierra.

Nuevos desafíos en la infraestructura de comunidades

El IPCC estima que de 3,300 a 3,600 millones de personas viven en contextos que son altamente vulnerables al cambio climático, ya que los patrones de desarrollo insostenibles están aumentando la exposición de los ecosistemas y las personas a los peligros climáticos.

En cuanto a los costos la OCDE estima, por ejemplo, que solo en las últimas dos décadas, el costo de las tormentas alcanzó los 1.4 billones de dólares a nivel mundial.

Mientras que organizar y lograr que las personas puedan unirse para lograr infraestructuras más ecológicas en su comunidades tomará tiempo y no siempre todos tienen los mismos ideales. También la reubicación de casas es otro ejemplo que podría ser complejo para las familias principalmente.

Fenómenos atmosféricos y efectos que más afectan las urbanizaciones

Las inundaciones repetidas, los incendios forestales, mayor recurrencia de temporales como vientos intensos y tormentas (tropicales, arena, nieve, eléctricas, etc.), olas de calor, olas de frío, sequías extremas y tornados, son fenómenos y efectos que dañan categóricamente las infraestructuras.

Algunas acciones esenciales para la planificación

  • Mapear los riesgos climáticos y superponerlos en las zonas urbanas existentes y futuras para identificar los "puntos calientes", luego compartir públicamente los datos.
  • Hacer obligatorio considerar los riesgos climáticos y de desastres naturales en todas las decisiones de planificación del uso de la tierra para nuevos desarrollos.
  • Planificar los impactos acumulativos del cambio climático en las comunidades y sus consecuencias; esto incluye planificar el reasentamiento con las personas en riesgo.
  • Proporcionar una plataforma inclusiva para las conversaciones comunitarias sobre el desarrollo neutral en carbono y las opciones de adaptación, como viviendas resistentes al clima y centros locales inteligentes de energía renovable, junto con información actualizada y accesible sobre los riesgos climáticos pronosticados para que las comunidades y la industria puedan tomar decisiones informadas.
  • Invertir en una planificación estratégica que integre la acción sobre el desarrollo neutral en carbono y la adaptación climática. No construya más viviendas en terrenos propensos a inundaciones o áreas de riesgo extremo de incendio